Acerca de Aimará.

 

Soy profesora certificada del método Feldenkrais y terapeuta certificada JKA, especializada en niños con necesidades especiales. También trabajo con adolescentes y adultos.

 

Tras más de 10 años de experiencia y formación continua, mi convicción y pasión y por los resultados del método Feldenkrais me han llevado a explorar y formarme en otras técnicas basadas en el Feldenkrais. Así es como he llegado a ser también profesora de Sounder Sleep System® para el insomnio, Pregnant Pauses® para mujeres embarazadas, y actualmente estoy formándome en Ttouch®, técnica especializada para personas y animales. Disfruto especialmente trabajando con niños y animales, el nivel de comunicación con ellos es maravilloso. 

Me formé como profesora de Pilates (Polestar)  y soy también profesora y Formadora certificada de Gyrotonic y Gyrokinesis. Completando también mi formación en Equinoterapia, un maravilloso complemento tanto para mis alumnos como para mi.

Además de trabajar con alumnos en mi consulta y online, trabajo como intérprete en formaciones profesionales del método Feldenkrais (y otros temas de mi interés) y de traductora. Todo un privilegio trabajar mano-a-mano con grandes profesionales de mi gremio. He traducido libros, artículos y publicaciones relacionados con mi campo de trabajo. 

 

Trabajo en Madrid y con frecuencia disfruto mucho desplazándome a otras ciudades para hacer llegar este maravilloso trabajo a adultos y niños. 

He pasado casi toda mi vida fuera de España, y cada día que pasa me siento más afortunada de estar de regreso y tener a mis amigos y familia cerca de mi (¡y de disfrutar del sol casi los 365 días al año!).

Mi trabajo me apasiona, me considero realmente afortunada y privilegiada en este aspecto. 

En mi tiempo de ocio, y resumiendo mucho, disfruto jugando al Pádel, montando a caballo, paseando con mi inseparable perra, trasteando en mi terraza con mis gatos y plantas, escuchando música, escapándome a la playa siempre que puedo, hablando horas por tlf con amigas y compañeras de trabajo, disfrutando de un tinto de verano en terraza, practicando Feldenkrais en el suelo, asistiendo a cursos, retiros y talleres relacionados con mi trabajo y crecimiento personal, viendo series en Netflix, compartiendo tiempo de calidad con mis seres queridos, dejando volar mi imaginación...

 

La capacidad de aprendizaje que compartimos humanos y animales nunca dejará de fascinarme y sorprenderme. Disfruto brindando nuevas posibilidades, a veces inimaginables, a mis alumnos.

“En el ser humano, como en el animal, la curiosidad es un indicador de salud.”

 Dr. Moshe Feldenkrais